SOY PACIENTE

Faq's - Preguntas Frecuentes

¿Qué es la Incontinencia Urinaria?

La Incontinencia Urinaria es definida por la International Continence Society (ICS) como "queja o molestia derivada de cualquier escape involuntario de orina".

¿Es la Incontinencia Urinaria una situación muy común?

Sí, es una condición patológica con una frecuencia de presentación muy alta en la población y que afecta a personas de los dos sexos y de todas las edades.

Se estima que la incontinencia Urinaria supera los seis millones de afectados en nuestro país.

En este sentido, cuatro millones de mujeres y casi dos millones de hombres tienen que enfrentarse diariamente a la Incontinencia Urinaria y a los problemas sociales e higiénicos que acarrea.

Esto supone un 16,7 % de la población española. Por sexos, casi una cuarta parte de las mujeres (23,6 %) y un 10% (9,6 %) de los hombres la padecen.

¿Cuántas clases de incontinencia urinaria existen?

Existen tres clases principales de incontinencia:

1. Incontinencia de esfuerzo: es el tipo más frecuente entre las mujeres y representa la mitad de todos los casos de Incontinencia. Es una pérdida involuntaria de orina asociada a un esfuerzo físico (toser, reír, andar, correr…).

2. Incontinencia de urgencia: ocurre cuando una persona tiene ganas de miccionar y sufre escapes de orina antes de llegar al cuarto de baño. Las cantidades y frecuencia de las pérdidas suelen ser variables y, en cualquier caso, mayores que en la incontinencia de esfuerzo.

3.Incontinencia mixta: es una combinación entre los dos tipos de incontinencia: de esfuerzo y la de urgencia.

¿Tiene cura la Incontinencia Urinaria?

Hasta un 80% de las personas puede mejorar, o incluso curarse de una incontinencia urinaria moderada si sigue el tratamiento recomendado por su profesional sanitario.

Tengo pérdidas de orina, ¿qué es lo primero que debo hacer?

Hablar con el médico o enfermera es el primer paso para hacer frente a una situación que, con un tratamiento correcto, se puede corregir o atenuar.

¿Qué es el suelo pélvico?

El suelo pélvico es el conjunto de músculos que cierran la cavidad abdominal y cuya función es, además de actuar de soporte para los órganos pélvicos, como útero, vejiga y recto, hacer de barrera flexible para controlar la salida de orina al exterior. Si estos músculos se debilitan no ejercen la presión necesaria y la uretra, que no queda bien cerrada, deja escapar la orina de forma involuntaria.

¿Cuáles son las causas del debilitamiento del suelo pélvico?

Retrasar la micción: existe una tendencia generalizada a no satisfacer el deseo de miccionar cuando aparece y a retrasar la micción, por obligaciones laborales u otras actividades diarias. El hábito de aguantar hasta el último segundo puede en el futuro favorecer la aparición de infecciones urinarias y pérdidas de orina.

La edad: el paso de los años puede hacer que los músculos de la zona pélvica se debiliten y que algunos tejidos pierdan elasticidad. Con la edad también puede deteriorarse la coordinación de los mecanismos entre el sistema urinario y el sistema nervioso, que regula el proceso de micción.

Sobrepeso: el sobrepeso supone una presión añadida sobre los músculos pélvicos y abdominales.

Maternidad: el embarazo y el parto someten al cuerpo a importantes cambios físicos. La presión del útero sobre la vejiga y el esfuerzo del propio parto pueden lesionar y por tanto reducir la eficacia de los músculos del suelo pélvico. La incontinencia urinaria se puede producir durante el embarazo y tras el mismo e incluso, mucho después.

Menopausia: en la etapa de la menopausia, el organismo de la mujer deja de producir estrógenos, que son las hormonas femeninas. Estas hormonas tienen un papel importante en mantener las características de los tejidos del área genital y urinaria. Su falta, produce atrofia de los mismos favoreciendo las perdidas de orina.

Daños neurológicos: las enfermedades de Parkinson, Alzheimer, esclerosis múltiple, espina bífida o daños cerebrales pueden afectar a la comunicación entre el cerebro y la vejiga, lo que puede producir la incapacidad de controlarla o de vaciarla completamente.

Medicación: ciertos medicamentos pueden tener como efecto secundario propiedades diuréticas que estimulan la producción de orina. Si las pérdidas coinciden con el inicio o el cambio de una medicación, es recomendable comentarlo con el médico para ver si puede cambiar o reducir la dosis.

Infecciones de orina: las infecciones de orina pueden dar lugar a una hipersensibilidad de la vejiga. Lo que ocurre es que la vejiga sin encontrarse llena por completo envía señales urgentes al cuerpo para orinar.

Próstata: la próstata inflamada puede impedir el paso de la orina, lo que suele provocar incontinencia urinaria de urgencia en los hombres. La operación de próstata puede provocar también debilitamiento o daño temporal de los músculos y como consecuencia incontinencia urinaria de esfuerzo (pérdidas involuntarias al reír, toser, el hacer determinados ejercicios físicos…).

¿Qué puedo hacer para reforzar el suelo pélvico?

En la web del Observatorio Nacional de la Incontinencia (ONI), se acaban de poner a disposición de las personas con Incontinencia Urinaria, unos videos descargables con un programa completo de entrenamiento de la musculatura del suelo pélvico bajo la técnica Pelvicore de la conocida fisioterapeuta noruega Kari Bo.

¿Debo reducir la ingesta de líquidos para eliminar la Incontinencia Urinaria?

Se debe beber la cantidad normal (se recomienda dos litros de agua al día). Reducir la ingesta de líquidos puede hacer que la orina esté más concentrada, lo que llevará a orinar con más frecuencia ya que se agrava el problema de la vejiga. Por otra parte, si se bebe demasiada agua aumentará la urgencia de ir al cuarto de baño, por lo que es recomendable mantener un equilibrio saludable.

¿Qué alimentación es aconsejable cuando se padece Incontinencia Urinaria?

Conocer los alimentos diuréticos: algunos alimentos estimulan la función renal produciendo una elevada cantidad de orina: son los alimentos diuréticos. Es importante conocer estos alimentos para controlar su ingesta. Algunos ejemplos son: calabacín, melón, sandía, espárragos, endivias, uvas, níspero, melocotón, alcachofa, apio, berenjena, coliflor, cebolla, así como las bebidas alcohólicas, excitantes (té, café, etc.).

Controlar el consumo de bebidas que contengan alcohol o cafeína: el alcohol interfiere en las señales nerviosas y puede producir Incontinencia. El café o los refrescos de cola irritan el tracto urinario pudiendo aumentar la necesidad de orinar.

¿Qué hábitos saludables pueden realizarse a diario para prevenir pérdidas de orina, o atenuarlas si han aparecido?

- Regular las bebidas diuréticas (café, té, refrescos de cola…)

- No disminuir la ingesta de líquidos, pero intentar pautarla (por ejemplo reducirla por la tarde/noche).

- Adaptarse a un horario. Intentar orinar antes de salir de casa. No retrasar el momento de la micción.

- Practicar ejercicio físico de forma regular.

- Aumentar el consumo de alimentos ricos en fibras.

- Practicar los ejercicios de suelo pélvico.

- Reducir peso.

- Controlar situaciones que aumentan la presión abdominal como la tos crónica.

¿Qué tipo de higiene hay que seguir cuando se padece Incontinencia Urinaria?

La higiene puede constituir el cuidado básico para aliviar la sensación de inseguridad ocasionada por las pérdidas. Debe realizarse tantas veces como sea necesaria, siempre utilizando un jabón adecuado para zonas íntimas que no reseque la piel. Recomendaciones:

- Utilizar cremas con efecto balsámico y con sustancias dermo-reparadoras

- Fomentar el uso de geles de baño neutros

¿Se debe hacer deporte cuando se padece Incontinencia Urinaria?

En muchos casos la Incontinencia Urinaria viene provocada por el debilitamiento de los músculos del suelo pélvico. Independientemente de la edad es conveniente practicar ejercicio a diario, ya que previene la aparición de problemas óseos, estreñimiento y obesidad. El ejercicio regular es fundamental para mantener el organismo activo y un correcto estado físico.

No es necesario realizar grandes esfuerzos. Los deportes que requieren impactos bruscos como aeróbic o los steps no son los más aconsejables, ya que alteran el tono muscular pélvico y aumentan la presión intrabdominal.  Sin embargo, hay ejercicios que se pueden realizar diariamente:

- Subir a pie las escaleras de casa.

- Ejercitar los músculos del suelo pélvico.

- Caminar.

¿Qué son los ejercicios de Kegel/suelo pélvico?

También llamados de entrenamiento de suelo pélvico, son unos ejercicios que se basan en contraer y relajar los músculos del suelo pélvico repetidas ocasiones, con el objetivo de incrementar su fuerza y resistencia. Se pueden realizar en casa y no requieren supervisión médica.

El ONI pone a disposición del paciente vídeos con estos ejercicios en su web que se pueden descargar gratuitamente.

¿Qué tipo de tratamientos existen para la Incontinencia Urinaria?

Para conocer los tratamientos más adecuados a cada tipo de incontinencia Urinaria pinche aquí (Guías de Incontinencia Urinaria).

¿Qué son y para qué sirven los absorbentes?

Los absorbentes específicos para las pérdidas de orina son un tratamiento paliativo que ayuda a mantener la calidad de vida del paciente.

En la actualidad existen absorbentes discretos que absorben la humedad y combaten el problema del olor. Podemos encontrar una amplia gama de absorbentes muy eficaces que se adaptan a las características de cada persona y a su tipo de incontinencia permitiendo mejorar su calidad de vida.

Punto clave fundamental para la elección del absorbente correcto es la valoración del paciente por parte del profesional sanitario competente, teniendo en cuenta:

Que el tipo del absorbente sea el requerido

1. En función del grado de su Incontinencia Urinaria

2. En función de la forma y preferencia personal de la persona con incontinencia

3. En función de la movilidad de la misma

Que la talla del absorbente sea el necesitado por la persona.

Es fundamental sentirse cómodo con el absorbente. Que presente una forma contorneada y un sistema de fijación correcto.

La capa superficial del absorbente (en decir la capa en contacto con la piel) debe estar siempre seca para evitar potenciales irritaciones de piel.

¿Cuándo cambiarlos? La mayoría de ellos poseen indicadores de humedad que le ayudarán a saber cuándo debe cambiar el absorbente.

Hay que respetar que las rutinas de cambio sean las adecuadas, monitorizando la piel y desterrando malas prácticas, como el uso de dos absorbentes a la vez o la colocación del absorbente al revés.

Y en todo caso no deben utilizarse protectores menstruales en sustitución de los absorbentes ya que cada uno está especialmente diseñado para un tipo de fluido diferente.

¿Las perdidas leves de orina después del parto pueden afectar a mi vida sexual?

Una de las causas del debilitamiento del suelo pélvico puede ser el embarazo y el parto, no siempre ocurre pero en algunas ocasiones las mujeres se quejan de que su vida seuxal se ha visto afectada por leves perdidas de orina después del parto. Es conveniente consultar con el ginecólogo para una revisión si se sienten molestias de este tipo.

Comparte en FacebookComparte en TwitterComparte en Digg